Cómo funciona una cuenta corriente y cuáles son sus beneficios

Entender qué es una cuenta corriente es crucial para utilizar esta herramienta financiera con éxito, y para que logres administrar tu dinero de forma más segura y sencilla.

Si consideras que la gestión del dinero te genera incertidumbre, no dudes en investigar más al respecto. De esa manera evitarás que tus finanzas se conviertan en un gran dolor de cabeza. 

Actualmente, abrir una cuenta corriente es tan fácil como asistir a una entidad bancaria y consignar un par de documentos. 

De hecho, hay bancas que ya te permiten completar este trámite por Internet, lo cual suele ser más cómodo y práctico en todos los sentidos. 

En caso de que no seas el titular de este tipo de cuenta, pero sientas interés por disfrutar todos sus beneficios, te recomendamos familiarizarte con su concepto y funcionamiento.

Así estarás más preparado para aprovechar todas sus ventajas, incluyendo la correcta gestión de tus ingresos. 

Qué es una cuenta corriente y para qué sirve

Hoy te diremos qué es una cuenta corriente, cuáles son sus principales características y por qué podría convertirse en una gran aliada financiera. 

Con esta información descubrirás el potencial que tiene este producto a la hora de administrar el dinero, y de concretar tus pagos con mayor eficiencia. 

Si logras comprender muy bien qué es una cuenta corriente sabrás cómo utilizarla a tu favor, y cómo sacarle un gran partido en materia financiera. 

¿Qué es una cuenta corriente?

Si quieres entender qué es una cuenta corriente de forma simple y concisa debes prestarle atención a lo siguiente.

Se trata de una herramienta financiera con la que puedes administrar tus pagos y recibir cobranzas con una gran versatilidad e inmediatez.

A través de una cuenta corriente puedes ejercer un mayor control sobre tu dinero, incluyendo la forma de organizarlo y utilizarlo.

Al acudir a una entidad bancaria para convertirte en el titular de este tipo de cuenta, recibirás una tarjeta de débito para realizar tus operaciones con mayor practicidad.

Gracias a ese gran instrumento financiero serás capaz de hacer operaciones de compra más seguras e inmediatas, eliminando al dinero en efectivo de toda la ecuación.

Es innegable que las cuentas corrientes te ofrecen un sinfín de beneficios, especialmente si no eres muy hábil gestionando tu dinero.

Características de una cuenta corriente

caracteristicas cuenta corrientePara que entiendas mejor qué es una cuenta corriente es necesario que conozcas sus principales características:

1. Una cuenta corriente no genera intereses sobre el saldo existente.

2. Puedes utilizar cheques para concretar ciertas operaciones bancarias.

3. Tienes la opción de acceder a un sobregiro, o a una extensión en tu línea de crédito, si tu saldo es insuficiente en algún momento.

4. Dispondrás de los fondos depositados en tu cuenta a través de talonarios de cheques, del propio banco, o de sus respectivos cajeros automáticos.

5. Con la tarjeta de débito afiliada a tu cuenta podrás realizar pagos de forma expedita.

6. Después de abrir una cuenta corriente tienes la posibilidad de solicitar tarjetas de crédito, las cuales se asociarán con éxito a este producto financiero.

En líneas generales, si entiendes bien qué es una cuenta corriente sabrás lo útil que puede ser a la hora de manejar tus ingresos con una mayor eficiencia.

Especialmente porque los empleadores suelen utilizarla con frecuencia para depositar tu salario.

Funcionamiento de una cuenta corriente

funcionamiento cuenta corrienteCuando te dedicas a investigar qué es una cuenta corriente lo primero que notas es que su funcionamiento es muy sencillo. 

Básicamente, deberás seguir los próximos pasos para que te conviertas en un excelente titular de este producto financiero:

1. Acude al banco para abrir tu cuenta.

2. Ten claro que una cuenta corriente opera como una especie de contrato entre la entidad bancaria y tu persona, y que por ende, hay condiciones que respetar.

3. Recibe tu talonario de cheques y tu tarjeta de débito.

4. Deposita o transfiere tus fondos a la cuenta de forma coherente y responsable, es decir, dentro del giro de su correspondiente actividad.

5. No endoses cheques, ni muchos menos los gires, por un valor inferior al fondo de tu cuenta corriente. Ten en mente que en ciertos países este acto es ilícito y que puede derivar en la completa inhabilitación de tu cuenta.

6. Asegúrate de que los fondos de tu cuenta te permitan realizar transacciones sin incurrir en sobregiros innecesarios.

7. Si solicitas una tarjeta de crédito debes comprender que estará afiliada a tu cuenta, y que deberás usarla responsablemente para no perjudicar a tu historial crediticio.

Ventajas de tener una cuenta corriente

ventajas cuenta corrienteAhora que sabes qué es una cuenta corriente, cómo funciona y cuáles son sus características, es momento de que te familiarices con todas sus ventajas:

1. Con este tipo de cuenta puedes tener un mejor control de los fondos depositados.

2. Cada mes recibirás un estado de cuenta y podrás conocer de forma detallada todos los movimientos de dinero que realizaste (aunque esto también lo puedes hacer mediante la banca online).

3. Puedes manejar más de un instrumento financiero, lo cual diversifica tus canales para disponer de tu dinero. Por ejemplo, los cheques, las tarjetas de débito o crédito.

4. Esta cuenta te ofrece la posibilidad de contratar otros productos financieros, como hipotecas o préstamos.

5. Tienes la opción de girar cheques sin retirar efectivo.

6. Puedes realizar operaciones en línea que te facilitarán la vida al máximo. Este es el caso de las transferencias electrónicas a terceros, o inclusive, a otras cuentas que poseas.

7. Con una cuenta corriente también puedes recibir tus cobranzas.

8. Con tus instrumentos financieros afiliados (tarjetas de débito o crédito), puedes hacer compras físicas y online.

9. Será tu mejor aliada a la hora de recibir tu sueldo y muchos otros ingresos importantes.

10. Puedes domiciliar el pago de los servicios básicos: electricidad, agua, Internet, aseo, etc.

11. Estás capacitado para retirar efectivo cuando lo desees o necesites.

12. Tienes acceso a tarjetas de crédito, las cuales se pueden convertir en una gran adición a tu plan financiero cotidiano, a la par de ayudarte a construir un buen historial de crédito.

Además, según un reporte de Forbes, estos instrumentos bancarios son mucho más seguros que el efectivo, y hasta pueden ayudarte a alcanzar ciertas metas financieras.

Diferencias entre una cuenta corriente y de ahorro

diferencias cuenta corriente cuenta ahorrosConocer las diferencias entre ambas también podría ser beneficioso para entender a fondo qué es una cuenta corriente.

  • La cuenta corriente no maneja tasas de rendimiento o intereses. Por su parte, la cuenta de ahorro sí genera un rendimiento mensual sobre el saldo existente.
  • Necesitas asumir un monto específico para abrir una cuenta corriente, mientras que la cuota de manejo para la de ahorro suele ser variable.
  • Con una cuenta de ahorro no tienes acceso a una chequera, pero con la corriente sí recibes un primer talonario, y luego puedes seguir adquiriendo cheques si así lo deseas.
  • La cuenta corriente te ofrece la opción de gestionar sobregiros, lo cual no sucede con la cuenta de ahorro.
  • Las cuentas de ahorro persiguen un fin determinado: ahorrar dinero. Mientras que las corrientes te permiten manejar un crédito (de acuerdo a los límites del banco), y gestionar pagos y gastos cotidianos con mayor facilidad.
  • La cuenta corriente cumple muchos fines corporativos. En consecuencia, las empresas la utilizan para hacerles pagos a los proveedores, para cancelar servicios, para pagar sus nóminas y para gestionar sus cobranzas con mayor efectividad.

¿Cómo elegir la más conveniente?

Al conocer las diferencias entre ambas estarás más capacitado para elegir el tipo de cuenta que necesitas (según tus propios objetivos, requerimientos y necesidades).

Por ejemplo, si tu meta es ser cada vez más ahorrativo, deberías optar por una cuenta de ahorro.

Pero si tu mayor requerimiento es administrar mejor tus pagos, gastos y cobranzas, bien sea a nivel personal o empresarial, entonces deberías abrir una cuenta corriente.

En pocas palabras, se trata de evaluar las características y beneficios de cada cuenta para finalmente tomar una decisión inteligente, acertada y coherente.

Sácale provecho a las cuentas corrientes

Lo más probable es que ya sepas bien qué es una cuenta corriente, y cómo puede ayudarte a mejorar tus finanzas y a ser cada vez más organizado y precavido con tu dinero.

Por lo tanto, si todavía no eres del titular de alguna te invitamos a visitar tu banca de confianza para que comiences a disfrutar todas sus ventajas y beneficios a la brevedad posible.

Recuerda que esta herramienta es muy efectiva para gestionar tus ingresos con éxito, y para tener un mayor control sobre tu propia economía cotidiana.

De modo que las cuentas corrientes, así como todos sus productos derivados, pueden convertirse en tus mejores aliados y acercarte eficientemente a tus metas financieras.

La clave está en actuar con responsabilidad y en procurar que el funcionamiento de esta cuenta siempre juegue a tu favor y no en tu contra.

De esa forma te mantendrás alejado de las deudas y de los contratiempos bancarios, legales y económicos, lo cual hablará muy bien de tu inteligencia financiera.

Continuar leyendo: 7 Beneficios de las tarjetas de crédito para aprovechar al máximo

Suscríbete y lleva tus finanzas al siguiente nivel!

Recibe los mejores contenidos de finanzas personales en tu correo. No enviamos spam y respetamos tu privacidad.

close

Suscríbete y lleva tus finanzas al siguiente nivel!

Recibe los mejores contenidos de finanzas personales en tu correo. No enviamos spam y respetamos tu privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*