decisiones financieras beneficios
Total
212
Compartidos

A la hora de mejorar nuestras finanzas personales tenemos muchas alternativas a la mano. Todas suenan fáciles en papel, pero cuando llega el momento de poner en práctica estas decisiones financieras, surgen un sinnúmero de excusas que impiden que prosperemos económicamente.

Es por eso que si queremos impactar positivamente nuestra cuenta bancaria no solo tendremos que tomar una serie de decisiones financieras importantes, sino que debemos renunciar a esas excusas que nos tienen estancados.

Decisiones financieras para mejorar tus finanzas personales:

En este artículo compartiremos aquellas decisiones financieras que tendrán un efecto positivo en tus finanzas. Algunas de ellas requieren que cambies tus hábitos, aprendas a generar ingresos pasivos, cambies tu mentalidad, entre otros cambios necesarios para cambiar el rumbo de tus finanzas.

Cada una de estas decisiones financieras te pondrán en una posición favorable, ya que no solo aprenderás qué tipo de deudas existen o de la importancia de tu historia crediticia, sino que pone tus finanzas personales como un tema importante en tu vida, y por ende, le dedicarás una mayor parte de tu tiempo y dedicación.

Si bien estás decisiones no son fáciles de tomar, sin lugar a dudas valdrán la pena intentarlo.

1. Gasta menos de lo que ganas:

Esta es una de esas decisiones financieras que sueles encontrar en la mayoría de artículos de finanzas personales, pero que difícilmente aplicas.

Es muy fácil decir que gastarás menos de lo que serán tus ingresos, y es igual de fácil de olvidarlo cuando ves esa ropa que no necesitas, ese teléfono nuevo o ese viaje repentino.

Sin embargo, cuando tienes disciplina y te comprometes, puedes tomar la decisión de dejar de cerrar cada mes en rojo, de tener que acudir a tus ahorros para cubrir los gastos innecesarios que realizaste durante el mes.

2. Obtén deudas que generen ingresos:

¿Cuántas veces te has dicho que la razón por la cual no emprendes esa idea de negocio que tienes en mente es porque no tienes el dinero suficiente?

Cuando realmente se quiere hacer algo, tal como sería emprender un negocio, que van desde montar un negocio con bajo capital o adquirir préstamos online que puedes utilizar para financiar tus proyectos.

Los préstamos para los negocios, o aquellos que utilizas para comprar maquinaria, equipos o herramientas, son consideradas como deudas buenas, ya que estarás generando ingresos a partir de ellas, y por ende, utilizando el capital de un tercero para apalancarte financieramente.

3. Ahorra antes de gastarte un solo centavo:

De acuerdo a la Global Millennial Survey 2014 de Telefónica, la generación millennial se caracteriza por ser cuidadosa con sus movimientos financieros, incluso un un 83 % considera que podría ahorrar más dinero. Sin embargo, muchos se quedan en el «consideran».

Ahorrar un porcentaje de tus ingresos es una de las mejores decisiones financieras que puedes tomar. Para comenzar puedes ahorrar el 10% de tus ingresos, separa este dinero antes de pagar tus cuentas o gastar dinero para mantener tu estilo de vida.

Si te resulta muy difícil hacerlo puedes automatizar este ahorro desde tu cuenta bancaria. De esta manera ahorrarás dinero sin darte cuenta, y te quedas sin excusas para no hacerlo.

4. Ten un margen de error en tu presupuesto:

Lo primero es que debes tener un presupuesto. Lamentablemente muchas personas no lo tienen por pereza, porque no saben cómo hacerlo, o peor aun, porque ni entienden para que sirve.

Así que para empezar, aquí te explicamos cómo hacer un presupuesto personal.

Un presupuesto es una herramienta que te permite llevar un control de tus finanzas personales; partiendo desde los ingresos hasta los gastos más mínimos. Cuando tienes un presupuesto puedes llevar un registro y control de los gastos.

Si estás creando tu primer presupuesto recuerda que este no debe ser extremadamente rígido, ya que hay gastos e ingresos inesperados que van apareciendo. La idea es que tu presupuesto sea una guía, y no una camisa de fuerza que te limite.

Partiendo de esta realidad, una de las decisiones financieras que impactará positivamente tu cuenta bancaria es mantener un margen de error en tu presupuesto: dinero para cubrir alguna emergencia, un gasto inesperado, una fecha o evento no planeado, entre otros.

5. Establece objetivos financieros:

Si quieres impactar positivamente tu cuenta bancaria tienes que saber hacia dónde quieres ir. Es imposible que logres tus objetivos financieros si para empezar no tienes unos.

Recuerda que un objetivo financiero no es querer un aumento en tu salario, es definir cómo vas a invertir el dinero que ahorras, por cuánto tiempo y qué tasa de rendimiento esperas conseguir.

Para empezar puedes definir tres objetivos; uno de corto, otro de mediano y finalmente uno de largo plazo. Pongamos un ejemplo:

  • En el corto plazo, es decir en 6 meses, te comprometerás a salir de todas las deudas que no te están generando ingresos.
  • En el mediano plazo, es decir en 3 años, te comprometes a invertir el 50% de tus ahorros en un fondo que invierte en bolsa a una tasa promedio del 10%.
  • En el largo plazo, es decir en 5 años, tendrás tu apartamento propio el cual financiaste y cubriste con los ingresos de la bolsa, una parte de tu salario, etc. Inclusive, podrás comenzar a realizar inversiones inmobiliarias.

Entre más específico seas con tus objetivos, tendrás una imagen mental más clara y por ende serán más fácil de alcanzar.

6. Evalúa y mide tu crecimiento financiero:

Para cumplir tus objetivos financieros debes medir tu crecimiento financiero. Aquello que no se mide no se mejora, y tus finanzas personales no son la excepción a esta regla de vida.

Toma la decisión de evaluarte; pregúntate cómo fue tu rendimiento financiero, en qué gastaste tu dinero, en qué lo invertiste, qué compras fueron emocionales, cuáles decisiones te ayudaron a alcanzar tus objetivos, y cuáles no.

Puedes crear tu tabla en excel y medir tu rendimiento. Por ejemplo hacer tablas comparativas donde, en tu presupuesto, midas cómo fue el gasto en los diferentes rubros como salidas, compras, necesidades básicas, inversiones y demás.

Estas son el tipo de decisiones financieras que la mayoría de personas no toma porque les da pereza, son las mismas que se quejan de su situación actual y no hacen nada por cambiar su estado actual de vida.

7. Paga tus cuentas y deudas a tiempo:

Antes de empezar a ahorrar, lo primera decisión que deberías tomar es saldar tus deudas (y sobretodo aquellas que no te generan ingresos y que tienen un tasa de interés alta).

La importancia de esta decisión es evitar pagar intereses en mora, los cuales poco a poco van desangrando tus cuentas bancarias y consecuentemente afectando tus finanzas personales.

Ahora, cuando pagas tus cuentas mensuales a tiempo, o anticipadamente, tienes algunos ahorros los cuales podrías utilizar como margen de error en tu presupuesto, los cuales podrías invertir en bolsa y generar ingresos extras.

8. Construye una buena reputación crediticia:

El punto anterior te ayudará a construir tu reputación crediticia. La importancia de esta decisión es que muchas veces resulta mejor tener amigos y una buena reputación que el dinero en sí mismo.

Cuando tienes una buena reputación; es decir que pagas a tiempo, que cumples con tus responsabilidades y tu finanzas personales lo demuestran, muchas puertas de inversión se abrirán inmediatamente.

Toma la decisión financiera de pagar tus cuentas a tiempo, de cumplir con tus promesas, de darle un buen uso al dinero que recibes, de mirar hacia el futuro y de tener claro que gran parte del éxito en la vida parte de la imagen y reputación que trasmites a los demás.

Cuando tienes esta filosofía de vida las personas confiarán en ti, te invitarán a sus negocios, a invertir en sus proyectos, a tenerte en cuenta en sus decisiones financieras que se verán reflejadas en beneficios para tu vida.

9. Diversifica tus fuentes de ingreso:

Independientemente de la cantidad de ceros que tenga tu salario, no dependas de una sola fuente de ingresos. El riesgo que corres al depender de una sola, es que una vez esta falle, tus finanzas se verán afectadas en un 100%.

De acuerdo a la encuesta de Telefónica mencionada, el 71 % de la generación Millennial piensa que es importante convertirse en emprendedor, así que esta puede resultar en una buena alternativa.

Toma la decisión de invertir tu salario en otras fuentes: conviértete en emprendedor, invierte en oro, bolsa, propiedad raíz, en la empresas de tus amigos, y en otras ideas, de esta manera tus fuentes estarán diversificadas y el riesgo se verá reducido sustancialmente.

Libros recomendados:

10. Capacítate acerca de tus finanzas personales:

Una de las peores decisiones financieras que puedes tomar es basarte en el desconocimiento para invertir tu dinero.

Así que invierte en tu formación, si te gusta el tema podrías considerar alguna maestría en finanzas o tomar cursos que te enseñen cómo administrar tu dinero. El error más grande que cometemos y que afecta en mayor medida nuestra cuenta bancaria es el desconocimiento.

Tomamos decisiones financieras con poca, o sin información; pensamos que las finanzas personales es algo que no nos incumbe o que requiere un alto grado de conocimiento previo.

En conclusión, una vez tomes estas 10 decisiones financieras, tu cuenta bancaria, tu bolsillo y tu vida en general se verán impactadas positivamente. Así que tómalas hoy y comienza a ver los resultados.

Continuar leyendo: Interés compuesto, la octava maravilla para crear riqueza sin esfuerzo

Total
212
Compartidos

Subscríbete

Próximamente podrás recibir nuestros correos

Please select the "List" for the subscription form (Settings → MailChimp → List)!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*