importancia educacion financiera

La educación financiera representa un componente fundamental en la vida de cualquier persona. Independientemente de tu profesión; si eres estudiante, emprendedor, empleado o jubilado, aprender a manejar el dinero de manera inteligente resulta indispensable.

La educación financiera implica varias cosas; no solo consiste en entender cómo funciona la economía o tener claro la importancia de ahorrar dinero, sino que requiere que tengas presente cómo las decisiones que se toman a diario influyen en tu economía personal y que estas, a largo plazo, terminan influyendo positiva o negativamente en tu calidad de vida.

Con base en esto, en este artículo abordaremos varias temáticas que influyen en tu educación financiera; aprenderás algunos conceptos básicos del mundo de finanzas, encontrarás algunas recomendaciones para dejar de desperdiciar el dinero, te compartiremos algunos cursos para tu educación financiera, y finalmente te dejamos una serie de ideas que te mantienen pobre, para que cambies tu mentalidad y comiences a construir tu independencia financiera.

Por qué debes invertir en tu educación financiera:

Una de las razones por las cuales las personas que ganan la lotería terminan siendo igual o más pobres que en un comienzo, se debe a que la riqueza no depende tanto de cuánto dinero tengas, sino de tu mentalidad para utilizar este recurso de manera inteligente.

¿Qué quiere decir esto? Que si quieres mejorar tus finanzas personales deberás invertir en tu educación financiera; necesitas aprender cómo funciona el dinero, algunos conceptos básicos y otras estrategias que te permitan construir tu riqueza.

En esta primera parte del artículo abordaremos algunos conceptos prácticos y útiles que se manejan en el mundo de las finanzas, de manera que puedas revisar cómo se encuentra tu economía personal e identifiques puntos por mejorar o cambiar.

Conceptos que debes aprender respecto al dinero:

conceptos educacion financiera

A continuación encontrarás 10 conceptos claves que debes aprender respecto al dinero que te formarán en tu educación financiera. La buena noticia es que solo te tomará algunos minutos comprenderlos y su efectos en tus finanzas personales serán muy positivos.

1. Cómo calcular tus ganancias netas:

Tus ganancias netas sirven como registro para conocer tu salud financiera, es el resultado de tus activos (los bienes que tienes) menos tus pasivos (lo que debes); este cálculo lo debes hacer dos veces al año.

“Las ganancias netas pueden ser una medida de cuán lejos has llegado”

Tu patrimonio neto sirve para medir realmente cuánto tienes, ya que muchas veces se cree que por tener unos ingresos mensuales altos, tienes unas finanzas sanas.

No obstante, si tienes grandes gastos y al final no ahorras, no inviertes, no estas construyendo ingresos pasivos y no estás construyendo un patrimonio personal, tus finanzas no están mejorando.

2. Cómo cambiar tu mentalidad con respecto al dinero:

Contrario a lo que normalmente se dice, terminar siendo rico no depende de la cantidad de dinero que ganes, sino de tu mentalidad y educación financiera.

Estas son buenas noticias, ya que cualquiera puede cambiar sus pensamientos, creencias y hábitos por aquellos que reflejan el pensamiento de riqueza.

Tal y como planteamos en nuestro ebook Rica Mente, una vez entiendes que el dinero es un recurso que puedes invertir de manera inteligente y que este puede trabajar para ti sin tu esfuerzo y dedicación, tu relación con el dinero cambia radicalmente.

3. Cómo saber a dónde está yendo tu dinero:

Llevar cuentas de hacia dónde está yendo tu dinero es una parte crucial del manejo del mismo.

Hacer una planilla de tus gastos puede ayudarte a controlarte cuando sea necesario, y llevarte a retirarte antes de tiempo si eso es lo que buscas. Puede ser tan simple o tan detallado como lo desees y solo toma unos minutos.

Invierte parte de tu tiempo para aprender cómo hacer un presupuesto personal, de esta manera sabrás hacia dónde va tu dinero, y no estarás preguntándote en qué lo gastaste sin darte cuenta.

4. Cómo priorizar tus deudas:

Una de las claves para aprender cómo salir de tus deudas consiste en clasificarlas según el interés que estás pagando.

Incluso, muchas personas prefieren ahorrar dinero en lugar de abonarlo a tus deudas, cuando lo más inteligente sería pagar esos compromisos lo más pronto posible ya que el costo del dinero es bastante elevado.

A largo plazo, te ahorrarás una mayor cantidad de dinero gracias a los abonos a capital que haces sobre tus deudas, en lugar de ahorrarlo en cuentas de ahorro que te pagan un interés muy bajo.

5. Cómo pagarte a ti mismo automáticamente:

Debes esforzarte para ahorrar automáticamente, y así asegurar que tu dinero crezca exponencialmente con el tiempo gracias al interés compuesto.

Si eres una persona con un salario fijo, o que trabaja en un empleo que no le pagan por la hora, todo que necesitas es calcular cuánto ganas en promedio por hora, definir tu número de horas mensuales y estimar un porcentaje de este ingreso que ahorrarás.

Cuando aprendes cómo ahorrar tu dinero, y utilizas este recursos para invertirlo en activos que generan ingresos, los cuales se van convirtiendo en parte de tu patrimonio, estarás construyendo tu libertad financiera. Un principio básico de la educación financiera.

6. Cuánto dinero necesitas ahorrar:

El dinero que te “pagas a ti mismo” debes dirigirlo a dos fondos importantes: un ahorro para cuando te retires que te ayude en tu etapa después del trabajo, y un ahorro de que cubra cualquier gasto inesperado que ocurra en el camino.

Normalmente, entre más viejo eres más ganas y gastas, y si pierdes tu trabajo te puedes tardar más en encontrar uno que reemplace tus ingresos anteriores, así que entre más ahorres para los momentos de emergencia, será mejor.

7. Cómo invertir en la bolsa de valores:

Aunque pueda parecer intimidante, cualquier persona puede aprender a comprar acciones. No necesitas ser un genio bursátil, o ganar una gran cantidad de dinero, para lograr tener éxito e ingresos en un largo plazo.

La mejor manera, para una persona común, es invertir en un fondo indexado (o carteras colectivas), que consiste en mantener varias acciones y operar con gastos mínimos con una eficiencia alta en los impuestos, lo que te permite eliminar riesgos en las acciones y tener un bajo gasto.

Hemos creado una guía que te enseña cómo invertir en bolsa siendo un principiante, donde explicamos por ejemplo, que la mejor estrategia es aquella que haces a largo plazo, explicamos de la volatilidad y los riesgos de invertir en bolsa.

8. Cuál es la concepción de tu pareja respecto al dinero:

Aunque sea incómodo las conversaciones sobre dinero, son un aspecto crucial en una relación sana. Después de todo, éstas pueden ocasionar hasta un divorcio.

No es ningún secreto que el dinero es un tema importante de pareja, y más cuando quieres tener una buena educación financiera.

Si tienes objetivos financieros con tu pareja, es importante establecer metas de ahorro, invertir en fondos de inversión y tener claro los compromisos que cada uno debe de asumir.

9. Cuánto dinero debes dejar en tu cuenta de ahorros:

Una regla de oro de las finanzas personales es mantener siempre un salario mensual neto en tu cuenta como mínimo. Para estar seguro, consigue una protección de sobregiro, pero sé consciente de que hay una pequeña tarifa asociada con ello.

Hay expertos financieros que recomiendan guardar, por lo menos, los ingresos equivalentes a 6 meses. El monto que decidas ahorrar debe darte la tranquilidad de enfrentar situaciones complejas.

10. Qué tipo de seguros necesitas:

Todo el mundo tiene un seguro médico, si tienes un carro debes tener un seguro para el mismo, si tiene una casa debes tener un seguro de propietario. Pero, ¿además de eso?

Aquí tienes otras reglas de oro:

  • Si eres un emprendedor o trabajar independiente, consigue un seguro de discapacidad.
  • Si tienes hijos u otras personas que dependan de ti, comparte las deudas grandes en una hipoteca con tu pareja.
  • Si rentas tu apartamento, consigue un seguro de para inquilinos.

Cuando todo parece ir bien, un seguro puede parecer un gasto extra innecesario, pero cuando alguna situación inesperada se presenta puede hacer la diferencia.

9 Recomendaciones para dejar de desperdiciar tu dinero:

recomendacionesdinero educacion financieraCada día tomamos una infinidad de decisiones, y muchas de ellas son automáticas; repetimos comportamientos cada semana que terminan convirtiéndose en rutinas que, sin darnos cuenta, nos empobrecen.

Ahora bien, cuando tenemos claro la importancia de la educación financiera, asumimos una postura diferente frente a los gastos diarios que tenemos. Por ejemplo, nos damos cuenta de cuánto dinero gastamos en cosas que no necesitamos, que compramos impulsivamente y que realmente no nos hacen felices.

La buena noticia es que si logramos ser conscientes de la manera cómo nos comportamos respecto a nuestras finanzas, podremos cambiar y optar por hábitos que nos acerquen a nuestras metas.

Así que, si realmente quieres alcanzar la libertad financiera, la invitación es que revises los siguientes gastos innecesarios y cambies tus hábitos.

1. Comprar artículos nuevos sólo porque son nuevos:

¿Eres de los que están parados en la fila de Apple a las 2:00 a.m. para comprar el nuevo iPhone, aun cuando el tuyo funciona a la perfección?

Con seguridad sabrás que constantemente están lanzando mejores versiones, ya que los nuevos productos son los responsables de mantener las ventas en las empresas.

Así que analiza bien por qué estás comprando algo nuevo, lo cual no solo aplica con la tecnología, sino con tu auto, apartamento, ropa, dispositivos, entre otros.

En el caso de los carros, se dice que estos se desvalorizan un 11% en el momento que los sacas del concesionario y pierden hasta un 19% el primer año. Así que entre más rápido lo cambies, más dinero estarás desperdiciando.

2. Los descuentos no son sinónimo de ahorro:

Cuando tienes educación financiera entiendes que cuando compras cosas con descuento que no necesitas no estás ahorrando dinero, sino que estás comprando impulsivamente.

No importa que sea Viernes Negro, o Ciberlunes, que tengas descuentos con cupones, que sea fin de temporada o cambio de colección, si no necesitas lo que estás mirando en promoción no lo compres.

3. No utilizar los programas de fidelización:

No debes confundir esto con programas de descuento, o compras impulsivas para ganar puntos. Más bien nos referimos a los programas que ofrecen los supermercados, cafés o tiendas que más utilizas, y que te ofrecen beneficios por tus compras.

Muchas veces podrás ahorrar dinero, o cambiar productos y servicios por puntos, cuando perteneces a estos programas. Por lo general, todo lo que tienes que dar es tu nombre, correo electrónico o número de identificación.

4. Comer con frecuencia en restaurantes:

Si tu desayuno está empacado en una bolsa de cartón, tu almuerzo en una de plástico y estas viendo un menú para escoger tu próxima cena, es porque estás gastando más de lo que debes en comida en restaurantes.

No tiene nada de malo comer en restaurantes, pero tampoco deberías gastar tus ingresos en todas las comidas en la calle; por un lado las opciones saludables no abundan, y segundo, aprender a cocinar puede ser un hobby interesante para desarrollar.

5. Dile adiós a los gastos emocionales:

Es común recurrir a las compras para lidiar con altibajos emocionales que nos suceden y nos deprimen, comprarnos cosas es una forma de consentirnos materialmente.

Evita comprar en situaciones de ansiedad, crisis o tristeza, ya que en estos momentos poco tenemos en cuenta la educación financiera y desperdiciamos nuestro dinero innecesariamente.

6. Deja de invitar a todos:

Para algunas personas, ser capaz de pagar por la cena o los tragos de sus amigos es un símbolo de estatus y orgullo. No obstante, hacer de esas invitaciones algo constante puede terminar dejándote sin fondos.

Deja estas invitaciones para ocasiones especiales como cumpleaños, reconocimientos o aniversarios. Permite que cada quien sea responsable de sus gastos, dejando las cuentas claras y evitando mal entendidos.

7. Evita comparar tu situación financiera con la de los demás:

Un principio básico de la educación financiera es no comparar tus finanzas personales con la de las demás personas; comprar una casa grande, tener lujos innecesarios o carros veloces no significan unas buenas finanzas, así que no te compares.

Según un estudio de Bankrate, el 37% de los estadounidenses tiene deudas en su tarjeta de crédito que exceden sus ahorros de emergencia, lo cual demuestra que muchos aparentan un estilo de vida que no es coherente con sus ingresos.

En lugar de desperdiciar tu dinero comparándote con los demás, más bien define los objetivos que deseas alcanzar y toma las decisiones financieras que te llevarán a lograr estas metas.

8. No prestes dinero:

Aunque es común que intentemos ayudar a nuestros amigos o seres queridos ofreciéndoles soluciones monetarias, es mejor no prestar dinero.

Es posible que se demoren para pagar, que no tengan como cubrir esta deuda, o que por la misma amistad, sientan que pueden tomarse el tiempo que sea necesario.

Esto también aplica para asumir o responder por deudas de otros, si quieres conservar amistades y buenas relaciones familiares no seas codeudor.

En el caso que tengas que hacerlo, es mejor considerar este préstamos como un regalo, así evitarás situaciones incómodas y podrás conservar esas amistades.

9. No dependas de tus tarjetas de crédito:

Tener una buena educación financiera implica saber utilizar sabiamente tus tarjetas de crédito.

Para comenzar, deja de utilizar estos plásticos como una extensión de crédito, ya que hacerlo es la manera más efectiva de incurrir en deudas costosas. Segundo, limítate a tener una sola tarjeta de manera que no estés pagando varias cuotas de manejo.

Y por último, utilízala solo con el propósito de mejorar tu historial crediticio y acumular millas que podrás redimir. Esto implica que debes tener el dinero disponible para pagar cualquier compra que hagas con tu tarjeta.

Cursos para fortalecer tu educación financiera:

cursos de educacion financiera

Si sientes que te falta más formación, que quieres ahondar en estos temas o simplemente quieres invertir en tus finanzas, a continuación te dejamos unos cursos de educación financiera que te serán de gran ayuda.

De igual manera, en el siguiente enlace puedes revisar las mejores maestrías en finanzas disponibles en español.

Curso de matemáticas financieras:

Este curso es dirigido por la Universidad Nacional Autónoma de México. Aprenderás la relación que tiene el dinero y su valor a través del tiempo. Entre los temas más importantes que abordarás están:

  • Interés simple y compuesto.
  • Anualidades, perpetuidades y amortizaciones.
  • Valor presente y valor futuro.

Enlace: Acceder al curso

Curso de introducción a las finanzas:

Si lo piensas, la educación financiera no es más que el uso eficiente de los recursos financieros que posees. Con este curso aprenderás cuál es el objetivo principal de las finanzas y la importancia de crear valor.

Lo bueno de este curso es que te compartirán una serie de herramientas para crear un plan financiero, el cual podrás utilizar para definir objetivos y medir tus avances respecto al uso de tus recursos.

Enlace: Acceder al curso

Curso en finanzas personales:

Uno de los conceptos más importantes en la educación financiera es la planeación. Esta es el primer paso antes de establecer objetivos o metas.

Cuando tienes una buena planeación sabrás cómo cuidar tu patrimonio, evitarás caer en deudas y más importante, serás más inteligente al momento de gastar dinero.

Con este curso de educación financiera conocerás estos conceptos, sabrás cómo aplicarlo a tu situación económica actual y empezarás a tomar decisiones financieras mucho más conscientes.

Enlace: Acceder al curso

Curso de introducción a las inversiones bursátiles:

No es ningún secreto que si quieres comprar acciones, o invertir en bolsa, deberás entender ciertos conceptos básicos bursátiles.

Con este curso online aprenderás en qué vehículos financieros puedes invertir, a interpretar gráficas, qué es el apalancamiento financiero, entre otros conceptos claves al momento de invertir.

En este curso dirigido por la Universidad Politécnica de Valencia estudiarás estrategias de inversión, el análisis de ciertos indicadores financieros y conocerás las herramientas que puedes utilizar.

Enlace: Acceder al curso

Curso: Inteligencia financiera, el secreto de los nuevos ricos

Este curso de educación financiero está enfocado a cambiar tu mentalidad frente al dinero. Conocerás los diferentes tipos de activos que existen y cómo puedes crearlos.

Entre los temas destacados están los ingresos pasivos, y cómo estos hacen que el dinero trabaje para ti de manera automática.

Enlace: Acceder al curso

Creencias que van en contra de tu educación financiera y te mantienen pobre:

creencias que mantienen pobrePara terminar este articulo queremos compartir contigo las razones por las cuales tienes problemas financieros.

Por ejemplo, cuando eres joven piensas en tu futuro financiero de forma muy lejana, asumiendo que más adelante tendrás tiempo de corregir tus errores y tomar las decisiones de inversión acertadas y necesarias.

La cuestión es que, si quieres vivir la vida financiera de tus sueños, es momento de dejar abandonar estas creencias y enfocarte en tu educación financiera.

«Seré millonario cuando tenga 30 años»

Realidad: La construcción de tu riqueza no ocurre de la noche a la mañana.

La gran mayoría de millonarios que conoces no llegaron a su fortuna en cuestión de meses. Es más, casi todos tardaron años para llegar al punto en el que se encuentran hoy.

Si quieres aprender cómo ser millonario lo primero que tendrás que hacer invertir en tu educación financiera; calcular tus ingresos, definir un monto que destinarás para ahorrar e invertir, y partiendo de una base razonable, calcular cuántos años necesitas para cumplir tu meta.

Es probable que sean bastantes años, así que empieza a generar diversas fuentes de ingreso para reducir este plazo.

«Empezaré a ahorrar cuando gane X dinero»

¿Quién te hace pensar que más adelante comenzarás a ahorrar si no lo estás haciendo hoy?

Mayor edad no se traduce en mayores ingresos, así que no asumas que vas a empezar ahorrar más adelante sin saber qué los escenarios que tienes en tu mente se harán realidad.

El objetivo es comenzar a ahorrar dinero hoy mismo, un porcentaje de tus ingresos y poner este dinero a trabajar para ti; bien sea invirtiendo en oro, comprando acciones, invirtiendo en propiedad raíz, o cualquier otro instrumento que te guste.

«Comenzarás a pagar tus deudas cuando ganes más dinero»

Sucede lo mismo que con el ahorro, nunca será suficiente para comenzar a pensar en tu futuro financiero. Antes de pensar en ahorros o inversiones, lo primero que tendrás que hacer es salir de todas tus deudas.

Haz una lista con tus deudas; enuméralas empezando por aquellas que tienen un interés más alto y comienza a pagarlas. No necesitas ganar mucho dinero para comenzar, lo que necesitas es cambiar tu mentalidad de gasto y comprometerte con tu futuro.

«Comenzaré a invertir cuando el mercado se mejore»

Cuando tienes educación financiera entiendes que entre más rápido comiences a invertir tu dinero, más tiempo tendrás para aprovechar los rendimientos de largo plazo.

Muchas personas tienen la creencia que necesitan grandes sumas de dinero para poder invertir, cuando existen vehículos de inversión como las carteras colectivas o los fondos de inversión que tienen montos mínimos para poner a trabajar el dinero para ti.

De hecho, estos fondos son una de las mejores opciones para comenzar, ya que cuentas con la asesoría de parte de expertos inversionistas que determinan tu perfil de riesgo y objetivos, y con base en esto, definir tus activos de inversión.

«Los seguros de vida son para los enfermos y los viejos»

La mayoría de jóvenes piensan que un seguro no tiene sentido ya que los pagos mensuales representan un gasto innecesario. No obstante, los seguros más allá de ser un negocio, son instrumentos que eliminan las consecuencias de los riesgos de tu vida.

Desde el seguro de tu auto hasta los seguros de vida, estos ayudan a proteger tu patrimonio y asegurar la vida de tus familiares. Es importante que recibas asesorías para elegir seguros que se ajusten a tus necesidades específicas.

«Si dejas de pagar las deudas, con el tiempo serán olvidadas»

Para dejarlo claro desde un comienzo: Ninguna deuda es olvidada y no pagarlas afectará tu historial crediticio. 

La mayoría de estudiantes se gradúan de la universidad con deudas. También están las personas que, buscando financiar su estilo de vida por medio de préstamos, pueden llegar a pensar que si dejan de pagar sus deudas, con el tiempo el banco dejará de cobrar.

Es prácticamente imposible que esto ocurra. Además tu historial crediticio se verá muy afectado y en el futuro no podrás acceder a otros créditos que te permitan apalancarte para comenzar un negocio o invertir.

Lo primero para solucionar esto es dejar de pedir créditos para los cuales no estás en capacidad de pagar, y segundo acércate a un banco y preguntar qué alternativas tienes para refinanciar tu deuda.

«Todavía no es momento de pensar en la pensión» 

Entre más fuentes de ingreso tengas, mayor seguridad financiera tendrá tu futuro. Así que empieza un negocio, invierte en bolsa, haz inversiones inmobiliarias y participa en otras industrias que no están relacionadas con tu campo. 

No dependas exclusivamente del subsidio del gobierno y aduéñate de tu futuro. Por ejemplo, aquí tienes más de 50 negocios rentables que puedes empezar hoy sin mucho dinero.

Comienza a trabajar en tu educación financiera:

Cómo pudiste ver en este artículo, tener una buena educación financiera no solo se traduce en mejorar tus finanzas personales, sino que te permite mejorar tu calidad de vida.

Cuando estableces una buena relación con el dinero, entiendes que las apariencias no son sinónimo de riqueza, que el dinero es importante para unas cosas y para otras no, y por último, que todo lo que hagas y decidas se traducirá y se verá reflejado en tu cuenta bancaria y en el estilo de vida que llevarás.

Continuar leyendo: 21 Libros de educación financiera para mejorar tus finanzas personales

Subscríbete

Próximamente podrás recibir nuestros correos

Please select the "List" for the subscription form (Settings → MailChimp → List)!

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*