fuentes de financiacion negocio

Las fuentes de financiamiento pueden convertirse en tus mejores aliadas si deseas iniciar un negocio y tu capital es insuficiente para poner todo en marcha.

Estos recursos son claves a la hora de emprender, o darle continuidad a tus proyectos empresariales, tanto a corto como a largo plazo, y por ende, cada vez son más los empresarios y emprendedores interesados en aprovecharlos al máximo.

Sin duda, las diferentes fuentes de financiamiento te ayudarán a dar los primeros pasos con firmeza y solidez. Sin embargo, debes tener muy claro cuáles tienes al alcance, y sobre todo, cuáles te convienen más en función de la naturaleza de un negocio o inversión.

Qué son las fuentes de financiamiento y para qué sirven en una empresa:

A lo largo de este artículo te explicaremos cuáles son las fuentes de financiamiento disponibles, qué tipos existen y hasta te daremos unos cuantos ejemplos de financiación que te servirán de inspiración para tomar buenas decisiones de inversión.

La idea es que sepas cuáles son las más provechosas, y qué es lo que tienen para ofrecerte dependiendo de tus objetivos de negocio.

El punto de partida consiste en comprender qué es un financiamiento y por qué es tan importante para ejecutar negocios rentables, sustentables y perdurables en el tiempo.

Y la mejor forma de definir este término es como una especie de crédito o préstamo que se le hace a la empresa para que pueda iniciar un determinado negocio, actividad o proyecto.

En tal sentido, las fuentes de financiamiento hacen referencia a los mecanismos con los que cuenta una compañía para adquirir activos financieros que les permitan iniciar operaciones exitosamente.

Sin embargo, la búsqueda de recursos financieros no es algo fácil ya que implica la realización de tareas complejas, como la gestión de los costos de financiamiento, o la evaluación de los tipos de financiación más convenientes para la empresa.

Tipos de financiamiento disponibles actualmente:

Existen distintas fuentes de financiación para las empresas, de modo que suelen clasificarse según su plazo de vencimiento, procedencia o propietarios.

En las próximas líneas te explicaremos a detalle en qué consisten y cuáles son las más destacadas, para que determines cuáles pueden ajustarse más a tus necesidades de financiamiento.

Financiación según el plazo de vencimiento:

como funciona el dinero reglas

1. Financiamiento a corto plazo:

Estas fuentes de financiamiento tienen un plazo de devolución inferior a un año, siendo el crédito bancario y las líneas de descuentos las más populares en este ámbito.

2. Financiamiento a largo plazo:

Estas fuentes tienen un plazo de vencimiento, o de devolución del dinero, mayor a un año.

Aunque también existen casos en los que no se plantea una obligación de devolución, como por ejemplo, cuando el financiamiento se lleva a cabo mediante fondos propios, o con los de algún pariente.

Las ejemplificaciones más comunes son los llamados fondos de amortización, los préstamos bancarios, la emisión de obligaciones o las ampliaciones de capital.

¿En qué consisten estos financiamientos?

Un fondo de amortización es una cantidad que se va acumulando mediante pagos frecuentes que generan un interés, el cual se utiliza para pagar la deuda al momento de su vencimiento.

Por su parte, una emisión de obligaciones consiste en crear y poner en circulación un título que adquirirá un tercero al abonar su valor; en palabras más sencillas, esto no es más es una promesa de pago.

En cuanto a las ampliaciones de capital, hay que mencionar que consiste en un aumento del capital social de una sociedad mediante la emisión de nuevas acciones, o del incremento del valor nominal de las que ya existen.

Dominar estos conceptos de contabilidad financiera es vital para saber cuáles son los mecanismos de financiamiento que te resultarán más favorables, o los que te ayudarán a alcanzar los resultados esperados.

Financiamiento según la procedencia:

pasos para hacer un presupuesto personal

3. Financiación interna:

Esta se logra mediante los propios medios económicos de la empresa. Para esto se vale de los fondos que produce mediante su actividad empresarial, como las amortizaciones, reservas, o los beneficios destinados para reinversiones.

Esto se traduce en que la empresa usa sus recursos propios, o aquellos que están conformados por los beneficios obtenidos y no distribuidos, así como por sus propias reservas.

Y aunque esto pudiese sonarte atractivo para evitar endeudamientos, es válido resaltar que no siempre es lo más aconsejable, ya que al utilizar todos los recursos de tu compañía corres el riesgo de quedarte sin liquidez para operar y hacer inversiones en el corto plazo.

En tal sentido, deberías considerar la posibilidad de conseguir recursos externos que te ayuden a iniciar operaciones sin necesidad de exponer a la empresa a que se quede sin fondos.

Indudablemente, el apalancamiento financiero juega un rol crucial al momento de constituir una empresa, y por lo tanto, debes sacarle un gran provecho para poder alcanzar el éxito.

4. Financiación externa:

Estas fuentes de financiación provienen de inversionistas que no forman parte de la compañía, es decir, que los recursos a utilizar no le pertenecen a la empresa.

Son opciones alternas a los financiamientos tradicionales que solían hacerse en el pasado, como los préstamos bancarios, y a final de cuentas son bastante novedosas, prácticas y funcionales.

Dentro de esta categoría existen diversos tipos de financiamiento, tales como los que te detallaremos a continuación:

 – Crowdfunding:

Consiste en la donación de pequeñas cantidades de dinero que le hacen los particulares a personas o empresas que requieren de algún tipo de financiación.

Este tipo de financiamiento sienta sus bases en las donaciones colectivas, y por ello no es de extrañar que la plataforma predilecta para ejecutarlo sea el internet.

Hoy en día existen unos cuatro modelos de crowdfunding y cada uno tiene una particularidad distinta.

Modelos de crowdfunding más populares:

fuentes de financiamiento crowdfunding

5. Crowdfunding de donaciones:

Quienes realizan las donaciones lo hacen de forma altruista, es decir, que no esperan ningún beneficio a cambio.

6. Crowdfunding de recompensas:

Las personas o empresas que realizan los aportes reciben una recompensa por ello.

7. Crowdfunding de préstamos:

Esto se refiere a un financiamiento en masa que generalmente se realiza mediante préstamos, con el propósito de recibir un interés por el dinero prestado.

8. Crowdfunding de royalties:

Básicamente quienes deciden invertir dinero en un determinado proyecto, o en alguna empresa, esperan obtener una parte de los beneficios, inclusive si esta es simbólica.

En líneas generales, el proceso de solicitud implica 5 grandes fases: el envío del proyecto a la plataforma de crowdfunding, la valoración del interés del proyecto, la publicación en la plataforma online, su promoción y finalmente su cierre.

9. Crowdinvesting: 

Se produce cuando los inversores adquieren una parte de las participaciones de la empresa, y destaca que este tipo de financiamiento de proyectos suele ser muy propio de las startups.

También hay que mencionar que la rentabilidad que recibirá el inversionista dependerá fundamentalmente del éxito que tenga la compañía, y por ende, es muy conveniente que evalúe el retorno de inversión con detenimiento.

Entonces, si tienes una startup y necesitas conseguir un inversor puedes recurrir a este tipo de fuentes de financiamiento, mediante los principales portales en línea destinados para el crowdinvesting.

No obstante debes tener claro que aquellos que decidan invertir en tu proyecto recibirán una parte de los ingresos proporcionales a la facturación de la compañía, o del porcentaje de dinero que invirtió en ella.

Conoce más sobre el crowdinvesting:

Este modelo financiero de negocios tiende a involucrar a múltiples inversores a cambio de poder participar en la capital de la empresa que ha captado su atención, y de hecho, esto se ofrece como contraprestación a su aportación inicial.

En tal sentido, las inversiones realizadas mediante crowdinvesting requieren de una gran inteligencia financiera, pues su rentabilidad dependerá de la eficacia del proyecto.

Quienes deseen captar inversores mediante este mecanismo deben publicar su proyecto en algunos de los sitios web destinados para esto, con la finalidad de que sea completamente visible para los potenciales inversionistas.

Luego, quienes invertirán deberán aceptar los acuerdos de participación establecidos, siempre y cuando la empresa logre reunir todo el dinero que estaba necesitando.

10. Crowdlending:

Este tipo de fuentes de financiamiento es utilizada por aquellas empresas que necesitan recursos financieros para darle luz verde a sus proyectos, especialmente mediante el aporte de una pluralidad de inversores particulares.

El crowdlending también se conoce como préstamo entre particulares, de modo que no hay necesidad de solicitar un financiamiento bancario, ni de acudir a ninguna otra entidad financiera tradicional.

A cambio, los prestamistas obtienen una rentabilidad, o un interés, en función del capital prestado mediante la estrategia de crowdlending.

Financiación según los propietarios:

ejemplos de ingresos pasivos

11. Financiación ajena:

Los medios utilizados suelen ser los créditos y la emisión de obligaciones, y por lo general, estos recursos forman parte del pasivo exigible, el cual se define como el conjunto de partidas contables que comprenden la financiación obtenida por la empresa.

De modo que el dinero prestado debe ser devuelto en algún momento, lo cual se traduce en que la financiación tiene fecha de vencimiento.

12. Financiación propia:

En este caso los propietarios no le piden aportes a terceros; además, este tipo de financiamiento no vence en el corto plazo.

Los costos de las fuentes de financiación:

Las inversiones a corto plazo, e inclusive las que tienen un plazo de vencimiento superior a un año, cuentan con algunos costos de financiamiento que debes conocer con exactitud.

Y aunque las fuentes de financiación a las que puedes acceder son realmente variadas, hoy nos enfocaremos únicamente en las más vanguardistas puesto que son las más utilizadas actualmente.

Costos del crowdfunding:

Recién mencionamos que las campañas de crowdfunding se realizan mediante plataformas digitales, y por lo tanto, existen costos asociados que los usuarios deben asumir si desean utilizar sus servicios.

Generalmente, solo se generan costos si la campaña alcanza o supera el 100% de su objetivo de recaudación, y se sabe que los mismos suelen ser proporcionales al dinero conseguido.

En esencia, se generan costos por el uso de la plataforma y por el sistema de pagos utilizado durante la campaña (PayPal, el TPV virtual de un banco, etc.,).

– Especificación de los costos:

Entonces, la comisión bancaria que cobra la mayoría de las plataformas suele ser del 5% de los fondos recaudados, y el costo asociado al sistema de pago utilizado, oscila entre el 3% y el 4%.

No obstante, hay que mencionar que a dicho costo se le suma un importe fijo, el cual atiende a cada transacción realizada.

Por ejemplo, Kickstarter, la cual es una de las mayores plataformas de crowdfunding del mercado, cobra un 5% de comisión por su utilización, más un 3% por el sistema de pago utilizado, más un importe fijo de 0,20 euros por cada transacción completada.

Costos del crowdlending:

A diferencia de las plataformas de crowdfunding, las que se utilizan en este caso tienen costos asociados prácticamente ínfimos.

Por ejemplo, Crowdestor, la cual es una de las más populares del mercado, cobra una comisión que oscila entre 1% y 2% por cada proyecto publicado, o promocionado, a través de ella.

A su vez, Envestio (otra de las plataformas más prestigiosas para elaborar campañas de crowdlending actualmente) cobra 0,5% del monto invertido, lo cual es un porcentaje bastante ínfimo en comparación con los que maneja Kickstarter o Indiegogo.

Confía en las fuentes de financiación:

Indudablemente, las fuentes de financiamiento pueden convertirse en tus mejores aliadas al momento de iniciar tu propio negocio, y por lo tanto, te invitamos a confiar en ellas si deseas conseguir una buena rentabilidad en el corto, mediano o largo plazo.

Lo importante es que estudies cuáles son las más convenientes para tu proyecto, tomando en cuenta que unas son más tradicionales que otras, y sobre todo, que sus características y beneficios son realmente distintos.

No obstante, si apuestas por el financiamiento que más se adapte a los requerimientos de tu proyecto, podrás tener la certeza de que terminarás alcanzando el éxito.

Continuar leyendo: Qué es el flujo de caja y cómo elaborarlo paso a paso en tu empresa

Subscríbete

Próximamente podrás recibir nuestros correos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*