Entender qué es una tarjeta de crédito te permitirá sacarle provecho a sus múltiples beneficios, tales como la flexibilidad en los pagos y la construcción de un buen historial crediticio que hará que los bancos confíen en ti.

Actualmente este es uno de los productos financieros más populares e importantes del mercado, sobre todo porque las personas están más educadas en el plano financiero, y comprenden que son sumamente útiles y valiosos para optar por buenos financiamientos bancarios en el futuro.

Sin duda, estos medios de pago te ofrecen muchas ventajas como la consolidación de tus cuentas en un solo pago, el acceso a los programas de millas o redención de puntos, y los descuentos en múltiples tiendas o locales.

Para qué sirven las tarjetas de crédito:

En este artículo te explicaremos muy bien qué es una tarjeta de crédito, cuáles son sus características, cuál es su importancia y por qué es tan beneficioso que la uses de manera inteligente.

También te brindaremos el conocimiento y los datos necesarios para que entiendas que el problema no son estos plásticos, sino la mala educación financiera que tienen la mayoría de personas que los lleva a darle un mal manejo a la tarjetas de crédito.

Adicionalmente, conocerás los errores más comunes que debes evitar al usar tus plásticos para que no te endeudes ni pierdas la confianza de las entidades bancarias.

Qué es una tarjeta de crédito:

Seguramente ya sabes qué es una tarjeta de crédito, pero de igual forma te la definiremos de forma clara y sencilla.

Básicamente se trata de un producto financiero que posee una banda magnética, un número en relieve y un microchip, con el cual puedes realizar pagos en una gran multiplicidad de comercios a nivel mundial.

Este importante instrumento crediticio es emitido por una entidad bancaria, o inclusive por una empresa privada para incentivar el consumo en sus establecimientos.

Sin embargo, debes tener presente que su uso supone responsabilidades que debes asumir a tiempo para evitar endeudamientos que perjudiquen tu historial crediticio significativamente.

Cómo funciona una tarjeta de crédito:

Si realmente te interesa saber qué es una tarjeta de crédito necesitarás analizar su sistema a profundidad, o entender perfectamente su funcionamiento.

En esencia, estableces un convenio con la institución financiera, o con la compañía privada que te ha emitido la tarjeta, para disponer del cupo de dinero que tienes en ella a manera de financiamiento.

De esta forma puedes realizar compras financiadas, siempre y cuando te comprometas a devolver el importe dispuesto mediante pagos mensuales, los cuales estarán sujetos a los gastos efectuados y al número de cuotas a las que serán diferidas las compras.

Es importante que aprendas cómo usar una tarjeta de crédito para que no incumplas los pagos ni las condiciones que imponen los bancos, ya que esto podría arruinar tu historial crediticio en el mediano y largo plazo.

En consecuencia, debes asegurarte de cancelar los gastos, intereses y comisiones bancarias que se deriven de las transacciones que realices con tu tarjeta de crédito virtual en los comercios autorizados para tal fin.

Características de una tarjeta de crédito: 

caracteristicas tarjetas de creditoEs fundamental que sepas qué es una tarjeta de crédito y conozcas a fondo sus características más importantes para que puedas sacarle un gran provecho a nivel financiero:

 1. Posee un límite:

La banca define su línea de crédito en función de su política de riesgos, y también en relación al nivel de solvencia económica de cada solicitante.

2. Acumula intereses:

El saldo acumula un interés y mientras más tiempo demores en pagar lo adeudado, mayor cantidad de dinero extra terminarás abonándole al banco.

3. Solo puedes realizar un pago mínimo:

Al realizar un pago mínimo te encargas de financiar la deuda, lo cual es diferente a dejarla en cero, pero igualmente es necesario que lo hagas para no manchar tu historial de crédito.

Sin embargo, debes estar al tanto de que solo puedes realizar un pago mínimo al mes, el cual es fijado por la institución bancaria en función de lo que adeudas.

De modo que si eliges este mecanismo de acción podrías terminar pagando más de lo que realmente gastaste por concepto de generación de comisiones e intereses.

4. El crédito no se altera:

Con esto nos referimos a que la línea de crédito que te ofrece el banco no es flexible. Por ejemplo, si el crédito de tu tarjeta es de $600 dólares y realizas una compra por $100 dólares, evidentemente tu saldo se reduce a $500 dólares.

No obstante, cuando realices el pago de la deuda, tu línea de crédito volverá a su cantidad total, que en este caso sería de $600 dólares.

También debes saber que la única forma de que el banco decida incrementar el límite de crédito de tu tarjeta es usándola eficientemente, siendo responsable con tus compromisos de pago, e incrementando paulatinamente tus ingresos.

5. Fomentan los préstamos:

Hoy en día es muy común que los bancos te permitan realizar avances de efectivo con tus tarjetas de crédito, lo cual significa que podrás usarlas en un cajero automático para retirar dinero físico.

Pero en este punto es válido mencionar que la entidad bancaria podría cobrarte un interés por concepto de disposición o comisión ya que esto no es más que un préstamo, así que esto es algo que siempre debes prever. 

Ver: Cómo conseguir un préstamo online de inmediato si necesitas dinero

Para qué sirve una tarjeta de crédito:

tarjetas de credito errores

A continuación te mencionamos algunas de las ventajas o utilidades de utilizar una tarjeta de crédito.

En este punto es importante aclarar que si bien muchos piensas que estos plásticos son malos para tu salud financiera, el verdadero problema no es la tarjeta como tal, sino la falta de educación financiera y el mal manejo que le das a las tarjetas.

Realizar pagos al instante:

Con una tarjeta de crédito no tienes que preocuparte por cargar dinero en efectivo para realizar tus compras.

Al contrario, con solo usar tu tarjeta en los establecimientos afiliados –restaurantes, supermercados, tiendas por departamento, farmacias, etc.-, podrás completar tus pagos al instante, sin retrasos, ni problemas.

Hacer pagos en línea:

Cuando aprendes qué es una tarjeta de crédito también te familiarizas con el hecho de que es muy útil para realizar pagos por Internet, lo cual te resulta sumamente cómodo, práctico y funcional.

Automatizar pagos:

Si no quieres correr el riesgo de olvidar el pago de tus servicios –teléfono, agua, luz o  Internet-, puedes domiciliar estos servicios a tu tarjeta de crédito para que las compañías se descuenten sus cuotas mensuales de manera automática.

Disponer de efectivo instantáneamente:

Ya te comentamos que puedes retirar dinero en un cajero, siempre y cuando tengas saldo disponible en tu línea de crédito.

A esto se le conoce como avance de efectivo, y puede resultarte muy útil en casos de emergencia en los que no cuentas con ningún otro medio para conseguir dinero físico.

Es importante aclarar que estos avances de efectivo por lo general no dan puntos o millas, y suelen ser diferidos al máximo de cuotas permitido por el banco.  

Importancia de tener una tarjeta de crédito:

como usar las tarjetas de credito

Partiendo de que ya sabes qué es una tarjeta de crédito y cómo puedes beneficiarte con ella, pues confiamos en que también conozcas claramente su importancia.

En líneas generales, este producto crediticio te ofrece cierta libertad financiera puesto que puedes realizar compras sin contar con dinero en efectivo.

Esto no significa que utilices estos plásticos como dinero adicional a tus ingresos, que es lo que hace mucha gente. Antes de pagar con tu tarjeta pregúntate si tienes con qué cubrir este gasto.

Construyes un buen historial crediticio:

Tener una tarjeta de crédito te ayuda a construir un buen historial crediticio, y por lo tanto, podrías resultar beneficiado en el futuro si necesitas solicitar un nuevo préstamo para iniciar un negocio, comprar un coche, un inmueble, o inclusive, para tomarte unas merecidas vacaciones.

Tal cual, tener una buena historia de crédito se traduce en que tu trayectoria en el sector bancario es sólida y positiva, y por lo tanto, los bancos pueden confiar en ti.

Sin embargo, debes asegurarte de hacer tus pagos mínimos a tiempo, de no exceder el límite de crédito de tu tarjeta al realizar tus compras, o de no desentenderte de los gastos vinculados al uso de este instrumento financiero.

Al usar sabiamente tus tarjetas de crédito te aseguras de demostrarle al banco que eres capaz de pagar tus deudas, y que además puedes responder por altas sumas de dinero. En otras palabras: les dices que eres confiable y que pueden ofrecerte buenos financiamientos.

¿Por qué es importante pagar a tiempo?

Tu buena capacidad de pago es un claro indicativo de que puedes asumir tus compromisos crediticios de manera oportuna y eficiente, lo cual es algo que las entidades bancarias valoran fervientemente.

De hecho, se lo toman muy en serio al momento de evaluar si eres un buen candidato para que te presten dinero, aunque también estudian otros factores críticos como tus ingresos mensuales, las deudas que tengas, o el historial de pago de créditos anteriores.

Sin duda, las tarjetas de crédito te ayudan a recibir otros financiamientos, siempre y cuando tu comportamiento como tarjetahabiente sea el más pertinente.

Errores a evitar con una tarjeta de crédito:

Saber qué es una tarjeta de crédito no es suficiente para solicitarla o comenzar a usarla indiscriminadamente.

Por lo tanto, debes estar seguro de poder asumir los compromisos que se deriven de su utilización frecuente -como las comisiones o las tasas de interés-, antes de empezar a realizar pagos bajo esta modalidad de financiamiento.

A continuación te presentaremos los principales errores que debes evitar tras solicitar una tarjeta de crédito para que este medio de pago juegue a tu favor y no en tu contra a nivel financiero.

Realizar compras impulsivas:

Es muy común que te sientas tentado a realizar compras por doquier tras recibir tu tarjeta de crédito, especialmente si su límite es bastante significativo.

Este comportamiento de comprar por impulsividad te resultará contraproducente, y al final estarás gastando dinero que no tienes, o desaprovechando tu línea de crédito al pagar cosas realmente innecesarias.

Por ejemplo, supongamos que tienes 7 pares de zapatos, pero ves unos nuevos en oferta y te animas a comprarlos para no desaprovechar ese 40% de descuento.

Pues al hacer esto no estás ahorrando un 40%, sino gastando un 60% que te pudiese servir para realizar compras verdaderamente necesarias en otro momento.

Sobregirar el cupo de tu tarjeta:

Este error revela que no sabes usar tu tarjeta, ya que si así fuese estarías al tanto de la importancia de respetar tu límite crediticio para no sobregirar su cupo y terminar con un saldo insuficiente.

Confundirla con una tarjeta de débito:

Comprende que tener una tarjeta de crédito no es sinónimo de recibir dinero gratis. Es decir, lo que te ofrecen es un préstamo que deberás pagar en el tiempo que estipule el banco, y por lo tanto, no deberías usarla como que si se tratara de una tarjeta de débito.

En palabras más simples: no la utilices para hacer los pagos de rutina como la comida, las salidas al cine, o los almuerzos con los amigos durante el fin de semana.

Lo ideal es que en esos casos utilices el efectivo y que destines tu tarjeta de crédito para realizar pagos cuantiosos como el juego de muebles nuevos de tu hogar, o la remodelación de un área de tu cocina.

Realizar un pago mínimo mensual:

Aunque pudieses creer que esta es una de las mayores ventajas de tener una tarjeta de crédito, lo cierto es que se trata de un arma de doble filo.

¿Te preguntas por qué? Pues porque al realizar un pago mínimo retrasas la amortización de la deuda, o lo que es igual, te tomará mucho tiempo librarte de ella. Entonces, mientras más te tardes en pagar, mayores serán los intereses que se te irán generando.

Lo recomendable es que puedas finiquitar tu deuda en una o dos cuotas para que la tasa de interés del banco no termine convirtiéndose en un gran dolor de cabeza, o en un desequilibrio total para tus finanzas personales.

Si te aseguras de evitar estos errores que acabamos de presentarte te mantendrás alejado de las deudas, y por lo tanto, estarás en buenos términos financieros al momento de solicitar nuevos préstamos, financiamientos, o créditos por altas sumas de dinero.

Continuar leyendo: Qué es un leasing o arrendamiento financiero y cómo sacarle provecho

Subscríbete

Próximamente podrás recibir nuestros correos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*