Qué es el Value Investing, la filosofía de inversión de Warren Buffet

Si quieres realizar inversiones que te ofrezcan rentabilidades positivas y consistentes deberías conocer a fondo en qué consiste el Value Investing.

Esta filosofía de inversión se popularizó hace décadas en los Estados Unidos gracias a dos mentes maestras: Benjamin Graham y David Dodd.

Sin embargo, las nuevas generaciones conocen más sobre este tema gracias al prolijo trabajo que ha realizado Warren Buffet en materia de inversión. De hecho, este es considerado como uno de los inversores más brillantes y exitosos de todos los tiempos.

Esto se le atribuye a todas las inversiones en valor que ha hecho a lo largo de su vida y que en su momento pudo compartir con su mentor: Benjamin Graham.

En la actualidad, es imposible subestimar la alta rentabilidad que ofrece el Value Investing a largo plazo. Tanto así que esta filosofía es una de las más poderosas para construir riqueza.

Las inversiones en valor son muy rentables:

Hoy conocerás el origen de las inversiones en valor. También sabrás en qué consisten y hasta te compartiremos algunas claves que te ayudarán a entenderlas con mayor facilidad.

La idea es que comprendas por qué estas inversiones a largo plazo son tan poderosas y efectivas para expandir tu patrimonio.

Si eres un inversionista experimentado lo más seguro es que estés familiarizado con el tema, pero si apenas te estás iniciando en este mundo esta información podría resultarte muy valiosa.

Lo primero, ¿Qué es el Value Investing?

inversion de valor

Las inversiones en valor, también conocidas como Value Investing, atienden a una estrategia para comprar acciones a un precio más bajo de lo que realmente valen.

Para ello los inversionistas se aseguran de conocer el valor intrínseco de los activos y diseñan un plan de inversión que les permita efectuar la compra a un precio inferior al mismo.

Su mayor premisa sostiene que un inversor que le compra acciones a una determinada empresa se convierte en el propietario de una parte del negocio.

Por ende, está obligado a estudiar, evaluar y analizar sus indicadores financieros, en aras de conocer perfectamente su valor real o intrínseco.

En el mundo de las finanzas esto se conoce como “análisis fundamental”, y es el punto de partida de cualquier inversión en valor.

La importancia del margen de seguridad:

Aunque para Benjamin Graham el “margen de seguridad” también es crucial en este tipo de inversiones, y a su juicio, solo depende del precio pagado.

Este concepto surge de la diferencia que existe entre el valor intrínseco de una acción y su precio de mercado. Por lo tanto, quienes confían en esta filosofía de inversión coinciden en que el valor es distinto al precio.

Esta estrategia consiste, fundamentalmente, en comprar valores a un bajo precio. Pudiesen ser acciones:

  • En compañías que se negocian en mercados que cotizan por debajo del valor contable.
  • Aquellas que ofrecen un alto rendimiento en dividendos.
  • Las que tienen una buena relación entre el precio y su valor o beneficios, también conocidas como acciones PER.

Origen de las inversiones en valor

Para conocer cómo se originó el Value Investing hay que hacer un viaje al pasado, específicamente hacia la década de los 20’s.

En aquel entonces, tanto Benjamin Graham como David Dodd se dedicaban a impartir clases y conocimientos magistrales en Columbia Business School.

Según datos históricos, este término fue establecido y acuñado por ambos profesores en el año 1928.

Con el pasar del tiempo estos grandes visionarios escribieron un libro que desafió todos los esquemas de inversión y que fue bautizado como “Security Analysis”.

 Allí explicaron con lujo de detalles por qué es tan importante tener un enfoque cuidadoso al seleccionar los valores para invertir, y cuáles son los beneficios de tener un estilo defensivo.

Los planteamientos iniciales que realizaron Graham y Dodd sentaron las bases del Value Investing en el mundo entero, y marcaron un precedente histórico en el entorno de las inversiones.

En los últimos 25 años esta filosofía ha evolucionado, y sus mayores partidarios, incluyendo a Warren Buffet, consideran que su belleza radica en invertir en compañías de calidad.

Es decir, en empresas que ofrezcan ventajas competitivas que perduren en el tiempo, en lugar de invertir en aquellas que tengan un precio bajo, así como poca calidad o un escaso valor.

Las seis claves para entender una inversión en valor

Entender el Value Investing puede ser un poco complicado, en especial si tienes poca experiencia como inversor.

Si este es tu caso nos gustaría compartirte algunas claves que podrían simplificarte el trabajo, o abrir tu mente hacia un mayor entendimiento:

  1. Quienes compran acciones, es decir, los nuevos propietarios de una empresa, deben realizar un análisis fundamental exhaustivo. Esta evaluación les permite conocer el valor intrínseco de la acción.
  2. En la mayoría de los casos el valor real o intrínseco de la acción no es solo un número, sino un rango.
  3. Los inversionistas más tradicionales suelen invertir en empresas cuyo precio es igual o menor a su valor intrínseco.
  4. Para calcular el valor intrínseco es necesario determinar el valor presente de los flujos de efectivo de una empresa.
  5. En el proceso anterior se estiman los flujos de efectivo futuros, así como la tasa de interés que se usará para definir el valor presente de dichos flujos.
  6. Según Warren Buffet, el valor intrínseco “es el valor descontado del efectivo que puede sacarse de una empresa durante su vida restante”.

Cómo se calcula el valor intrínseco

Basados en este artículo de Forbes, el cual simplifica muy bien cómo se puede calcular el valor intrínseco de una acción, de cara a la filosofía del Value Investing:

1. Relación precio-valor contable:

En inglés es conocido como Price to Book (P/B) y consiste en comparar el precio de las acciones de una compañía con su valor en libros por acción.

En esencia, cualquier valor inferior a 1.0 indica que las acciones se están vendiendo por debajo del valor neto de la empresa.

Paralelamente, a medida que sube el precio de la acción, también se incrementa la relación precio-valor contable.

Pero si el el precio de las acciones de la empresa baja, también decrecerá la relación Price to Book.

2. Relación precio-beneficio:

La relación precio-beneficio, P/E, o precio a ganancias, se encarga de comparar el precio de las acciones de una compañía con sus ganancias anuales.

Entonces, mientras menor sea la P/E, es más probable que la empresa sea considerada como una acción de valor.

Criterios para hacer una inversión en valor

libro value investing benjamin graham

En 1949 Benjamin Graham escribió El Inversor Inteligente”, y desde entonces ese libro se convirtió en una especie de biblia para los inversionistas que simpatizan con el Value Investing.

Allí aborda un sinfín de aspectos relacionados con estas inversiones, incluyendo los criterios a seguir al comprar una acción en valor:

  1. La rentabilidad por ganancias de la acción debe duplicar la rentabilidad de un bono de una empresa AAA (aquellas cuyos bonos prácticamente no tienen riesgos).
  2. El ratio Precio/Ganancias de la acción debe ser menor, (en un 40%), al mismo ratio representativo de todo el mercado. (Al menos durante cinco años).
  3. La rentabilidad por dividendos debe ser mayor a dos tercios de la rentabilidad de los bonos corporativos AAA.
  4. El precio de la acción debe ser menor a dos tercios del valor libro de los activos tangibles de la compañía.
  5. El precio de las acciones debe ser inferior a dos tercios del valor del activo corriente neto.
  6. No más de dos años de decrecimiento en las ganancias durante la última década.
  7. El ratio deuda a patrimonio debe ser menor a 1.

Según Graham, estos criterios permiten minimizar el riesgo en Value Investing y disminuir dramáticamente la posibilidad de pagar un precio demasiado alto por una acción.

Esto se traduce en que los inversores deben cuidar la rentabilidad de su inversión a través del control del precio pagado.

El Value Investing y su rentabilidad a largo plazo:

Al principio te dijimos que el Value Investing es capaz de ofrecerte una alta rentabilidad a largo plazo, y por eso es importante que operes con sabiduría y paciencia.

Pero en definitiva, esta estrategia de inversión es muy poderosa para construir riqueza, tal como lo ha demostrado el magnate Warren Buffet.

Y de hecho, para cerrar este artículo vamos a compartirte una de sus frases más célebres y legendarias: «Esta filosofía de inversión consigue resultados extraordinarios en personas ordinarias”.

 Continuar leyendo: 6 inversiones a corto plazo que puedes realizar hoy con tu dinero.

Suscríbete y lleva tus finanzas al siguiente nivel!

Recibe los mejores contenidos de finanzas personales en tu correo. No enviamos spam y respetamos tu privacidad.

close

Suscríbete y lleva tus finanzas al siguiente nivel!

Recibe los mejores contenidos de finanzas personales en tu correo. No enviamos spam y respetamos tu privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*