¿Sabías que las estrategias de inversión pueden ayudarte a maximizar tu patrimonio, o a enriquecer tu capital en el mediano o largo plazo?

La idea con este artículo es contarte en qué consisten las estrategias de inversión y cómo puedes realizar inversiones rentables que te permitan reducir riesgos y multiplicar tus ganancias.

Una vez termines de leer esta guía tendrás claro en qué consisten estas estrategias, podrás elegir aquella que mejor se adapte a tu perfil como inversionista y finalmente podrás comenzar a invertir tu dinero de manera inteligente.

Es decir, podrás tomar decisiones financieras con información, criterio y análisis, lo cual es fundamental para que el dinero comience a trabajar para ti y logres construir tu patrimonio.

Qué son las estrategias de inversión:

Las estrategias de inversión son entendidas como un conjunto de procesos que te permiten crear una cartera de valores o inversiones.

En palabras más sencillas, son criterios que te ayudarán a elegir los mejores activos financieros (de renta fija o variable), en los que podrás invertir con éxito.

Cabe destacar que la mayoría de las personas que quieren invertir su dinero, y no poseen conocimientos financieros, se apoyan en los fondos de inversión para gestionar su dinero con eficiencia.

Si este es tu caso, es importante que entiendas en qué consisten las estrategias de inversión que lograrán que tu dinero trabaje para ti, identificar sus principales objetivos y sobre todo, saber cuál se ajusta a tu perfil.

En consecuencia, es necesario que te eduques en la materia, bien sea leyendo libros de educación financiera, tomando cursos y estudiando acerca de cómo funciona el dinero, de manera que entiendas del riesgo asociado con tus inversiones, así como de la rentabilidad esperada.

Tipos de estrategias de inversión

Aunque existe una gran variedad de estrategias de inversión, es innegable que la mayoría tiene un elemento en común; y es que cada una, a su propia manera, te permiten sacarle provecho a las ineficiencias del mercado para obtener grandes beneficios.

No obstante, para que esto sea posible y logres que el dinero trabaje para ti, debes saber cómo funcionan, y sobre todo, necesitas definir objetivos que se puedan alcanzar, y segundo, que sean medibles y realistas.

¿Cuál estrategia te conviene más?

Antes de escoger entre inversiones inmobiliarias o comprar oro, debes saber que existen, a grandes rasgos, dos tipos de estrategias de inversión:

  • Las estrategias de inversión pasivas que se caracterizan por reducir los costos de las transacciones a su mínima expresión. Estas no requieren que estes actualizando tus inversiones tan a menudo, y tienen un horizonte de largo plazo.
  • Las estrategias de inversión activas que se enfocan en la optimización del rendimiento estimado. Esto implica costos en el corto plazo debido a que debes balancear tu portafolio, hacer transacciones y revisar su comportamiento en el corto y mediano plazo.

Entonces, ¿cuál te conviene más? Esto va a depender de tus objetivos financieros y, sobre todo, de la relación entre el riesgo y retorno que más te convenga.

Para aclarar esto, si eres un inversionista conservador, seguramente no estarás interesado en negociar con CFDs, mientras que alguien baja aversión al riesgo sí estará interesado en este mercado.

Estrategias de inversión más populares:

Una vez dejado esto claro, hablemos de las estrategias de inversión que pondrán tu dinero a trabajar a para ti.  La idea es que las estudies y comprendas al máximo antes de decidirte a realizar tus inversiones, de esta forma te asegurarás de que tu dinero pueda rendir los frutos esperados.

1. Invierte en la compra de acciones:

Como comprar acciones por Internet

Invertir en el mercado bursátil representa una de las estrategias de inversión más antiguas y efectivas, y por ende, un grueso de la población está muy bien familiarizada con ellas.

En resumidas cuentas, consisten en comprar acciones en la bolsa de valores que te permitan incrementar tu patrimonio significativamente.

Para esto deberás apoyarte en un bróker certificado, ya que las personas naturales no tienen autorización para realizar estas transacciones por sus propios medios.

Adicionalmente, debes saber que no solo puedes comprar acciones en la bolsa, sino también otros instrumentos de inversión importantes como bonos, títulos, o certificados.

De hecho, hemos creado una guía para principiantes para que aprendas cómo invertir en acciones paso a paso.

Más opciones de compra:

Paralelamente, puedes comprar acciones a través de plataformas digitales de trading, o de la manera más segura o convencional: mediante fondos de inversión.

Los fondos de inversión son instituciones manejadas por expertos financieros que ayudan a los inversionistas menos experimentados a sacarle el máximo provecho a su dinero.

En esencia, ellos cuentan con la experticia necesaria para definir las mejores ofertas de compra, así como el número de instrumentos a comprar, y por supuesto, los riesgos y retornos esperados.

De modo que si no sabes muy bien por dónde empezar a invertir tu dinero, aquí te explicamos qué son los fondos de inversión y cómo elegir aquél que te brinde los mayores beneficios.

¿Qué te ofrece esta estrategia?

La compra de acciones a largo plazo puede ayudarte a que te jubiles con una renta atractiva, o inclusive, a alcanzar la libertad financiera que tanto anhelas cuanto antes.

Históricamente, el rendimiento anual de estas inversiones en bolsa son en promedio del 6-7%, sin embargo, esto no es garantizado.

La magia comienza a ocurrir cuando se acumula esta rentabilidad y logras que estas inversiones crezcan con un interés compuesto, lo que largo plazo se traduce en grandes sumas de dinero.

2. Invertir para generar rentas:

libros de contabilidad principiantes

La generación de rentas, a partir de los dividendos de las acciones, también forma parte de las mejores estrategias de inversión del mercado.

Este tipo de inversiones se enmarca en los proyectos de comprar y mantener, y es considerada como una de las estrategias de inversión más sencillas o sensatas.

Se caracteriza por ofrecer retornos a largo plazo, de modo que si estás tras la búsqueda de una satisfacción financiera inmediata, esta no es tu mejor opción.

Paralelamente, es relevante mencionar la estrategia Dividend Growth Investing (DGI), pues también genera rentas a partir de los dividendos. Aunque en este caso las inversiones se realizan en empresas que gozan de importantes criterios de calidad.

¿Qué te ofrece esta estrategia?

Si te aseguras de elegir compañías con payouts bajos podrías obtener un beneficio del 50% con tus inversiones. En síntesis, debes cerciorarte de que sus beneficios vayan en ascenso para que tus dividendos futuros crezcan exponencialmente.

3. Value Investing, inversiones en valores:

Los expertos financieros concuerdan en que invertir en valor, o en las carteras de Value Investing, es una de las mejores formas de aumentar tu patrimonio en el futuro inmediato.

Este mecanismo consiste en realizar inversiones en valores que suelen ser infravalorados por el mercado, con el propósito de obtener un gran rendimiento.

¿Sabías que Warren Buffet se convirtió en el hombre más rico del mundo tras confiar en el Value Investing? Tal cual, y todo lo que hizo fue comprar empresas con grandes ventajas competitivas a precios realmente razonables.

Y esto no es más que la naturaleza de esta estrategia de inversión: comprar algo por debajo de su valor real.

¿Qué te ofrece esta estrategia?

La compra de compañías en valor, o de empresas que tienen margen de seguridad, puede generarte un rendimiento superior al de invertir en empresas en expansión o crecimiento.

Esta es una estrategia de inversión en renta variable que puede ayudarte a incrementar tus ahorros a largo plazo, de modo que la rentabilidad a conseguir será muy positiva. Para esto, deberás aprender a invertir en bolsa, para identificar empresas y los momentos indicados para realizar tus inversiones.

4. Invertir en Trading:

como invertir en bolsa online

Las inversiones en trading han cobrado un auge voraz en los últimos meses, en especial porque ofrecen rentabilidades en el corto plazo.

No obstante, requieren de mucho tacto, experticia y práctica, pues de lo contrario, los riesgos y pérdidas podrían jugarte una mala pasada.

En este punto, el mejor consejo que podemos darte es que no realices este tipo de inversiones si no conoces bien el mercado, porque es muy probable que los resultados de tus acciones sean desfavorables.

Conoce los tipos de Trading:

El trading está basado en el establecimiento de un intervalo de precios, en función de una acción y un tiempo determinado. Hoy en día genera retornos sustanciales, siempre y cuando realices inversiones cuando dicho precio esté en su umbral inferior, o vendas cuando ocupe su umbral superior.

Existen varios tipos de trading que dependen del tiempo de negociación, es decir, según el lapso de tiempo que duran tus inversiones:

El trader diario:

Se refiere a los umbrales de precio que varían día tras día. En tal sentido, si te animas a invertir de esta manera comprarás y venderás activos que entran y salen del mercado el mismo día.

Dichos activos suelen tener una gran liquidez, y por lo tanto, tienden a ofrecerte un retorno significativo e inmediato si sabes cómo operar eficazmente.

El Swing Trading:

Esta estrategia se refiere a la repetición de una misma operación a mediano plazo, es decir, que no te arrojará resultados rápidos, ni tan veloces como los del trader diario.

Esto se traduce en que las ganancias son realmente pequeñas ya que provienen de las tendencias del mercado que mantienen a flote un activo determinado. Por lo general los plazos de actividad de esta estrategia de intercambio, o trading, pueden extenderse durante días, o incluso durante un par de semanas.

5. Estrategias de Forex:

forex estrategias de inversion

El Forex se refiere al trading de divisas y atiende a un mercado globalizado que comprende a todas las divisas operativas en el mundo.

Estas estrategias de inversión se caracterizan por la realización de operaciones completamente descentralizadas y variadas.

En efecto, existen distintas técnicas de trading, pero en esta oportunidad te esbozaremos dos de las más populares e importantes.

La técnica del Scalping:

Esta consiste en realizar intercambios o trades mediante breves e intensos periodos, con el fin de mantener una posición durante unos cuantos minutos.

Estos son ejecutados por los scalpers, cuyo trabajo es batir el spread de compra y venta, puesto que esto les otorga valiosos puntos de beneficio antes de cerrar la posición.

Su trabajo consiste en realizar múltiples operaciones, generando beneficios que oscilen entre 5 y 10 pips, y todo gracias a la detección acertada de las señales de compra-venta.

¿Qué te ofrece esta estrategia?

Si aprendes a predecir el comportamiento del mercado de divisas, al igual que las posiciones de apertura o cierre en solo un par de segundos, entonces llevarás la delantera.

Los scalpers más experimentados pueden ganar miles de dólares con sus operaciones de trading, pero para ello necesitan estudiar profundamente el mercado, y saber cómo operar a una velocidad impresionante.

El trading intradia:

Esta es otra de las estrategias de inversión de Forex más lucrativas y audaces que puedas imaginarte, donde las posiciones de trading cierran inexcusablemente antes de que finalice el día.

El objetivo es reducir los riesgos de que se susciten movimientos muy drásticos durante la noche, que terminen afectando las posiciones en el mercado significativamente.

En tal sentido, el corredor deberá estudiar dichas posiciones durante varias horas, y mantenerse atento a la apertura y cierre de operaciones diarias de alto riesgo.

La mejor recomendación que podemos darte si estás pensando sacarle provecho al trading intradia, es que estudies la liquidez y volatilidad del mercado (esto se refiere a sus fluctuaciones o movimientos).

Si la sigues podrías cerrar posiciones a diario con éxito, de modo que tu margen de rentabilidad sería favorable, y sobre todo, escalable.

Define tus estrategias de inversión

En conclusión, si quieres que el dinero trabaje para ti, maximizar tu capital, estabilizar tus finanzas, o incrementar tu patrimonio, debes dedicarte a definir las estrategias de inversión que más te favorezcan en el corto, mediano, o largo plazo.

Y acá es válido resaltar que puedes combinar varias estrategias, en lugar de enfocarte en aprovechar una sola, pero todo dependerá de tus propios requerimientos. Por ejemplo, podrás invertir en bolsa al igual que realizar inversiones en oro.

La idea es que subas tus apuestas y obtengas un resultado más favorable, pero lo más sabio es que no te arriesgues demasiado, ni mucho menos que improvises a nivel financiero.

De modo que si no sabes cuál es la mejor estrategia para ti, lo mejor es que te asesores con un inversionista experimentado para que tus operaciones tengan mucho éxito.

Continuar leyendo: Ingresos pasivos: Cómo crear activos que generen dinero sin trabajar

Subscríbete

Próximamente podrás recibir nuestros correos

1 comentario

  1. De forma general el articulo esta magnifico, esta escrito de manera muy sencilla pero maravillosamente comprensible para aquellos que conocen algo del tema y debe ser lectura obligada para los que piensan empezar a trabajar en este giro de las inversiones en bolsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*